BODEGA EL CAPRICHO (JIMENEZ DE JAMUZ – LEÓN)

INCREÍBLE LA CARNE DE BUEY, PRECIO CARO, PERO RECOMENDADO.

Bueno amigos, esta vez voy a hablaros de un restaurante que ya teníamos muchas ganas de ir por su fama mundial de la carne de Buey, es un lugar de culto para los amantes del buen comer y de la carne de este animal, aquí no esperes encontrar pescado, esto es el culto por el buey, ni que decir tiene que tampoco te va a ser barato, pero solo hay que probarlo para darse cuenta que al final ese dinero gastado ha sido disfrutado al máximo y que las dos horas que echas en este establecimiento serán un antes y un después en torno al buey, siempre hay gente que duda de la calidad de esta carne, comparándola con vaca vieja, nosotros después de probarlo, podemos decir que nunca habíamos probado una carne tan excepcional, sabrosa y rica, preparada con mucho mimo, y dejada madurar su tiempo prudencial para que tu ración sea increíble.
Después de esta extensa presentación, os comentare lo que allí degustamos aparte del chuletón.
Para empezar como aperitivo nos trajeron un paté de cecina de buey para untar en pan, que tenía un sabor muy fino, nos gustó.
BODEGA EL CAPRICHO (JIMENEZ DE JAMUZ – LEÓN)
Paté de cecina de Buey
Nosotros pedimos para compartir una ración de cecina de buey premium, la cual es recomendada al 100%, tiene un olor y sabor exquisito, cada trozo lo disfrutamos con ganas de que nunca se acabase.

BODEGA EL CAPRICHO (JIMENEZ DE JAMUZ – LEÓN)
Ración de cecina de buey premium
Después, no teníamos claro si pedir el citado chuletón, o entrecot de buey, pero visto que la mayoría de la gente cogía el chuletón y que a lo mejor no volvíamos a venir creímos que lo mejor era ya “tirar la casa por la ventana” y coger el chuletón de buey para 2 personas, nos enseñaron el corte antes de hacerlo, un kilo trescientos del que nos advirtieron que se desechaba el 50%, el cual traen a la mesa y te hacen el deshueso y corte de la carne y grasa, pero ya comes bastante igualmente, a su vez te explican cómo se llamaba el animal, los años que tenía y el tiempo que esta carne, lleva descansando para ponerla en las mejores condiciones en nuestro plato, en nuestro caso era un chuletón de buey premium 120 €/kg, de 8 años y 2 años la pieza macerando.

BODEGA EL CAPRICHO (JIMENEZ DE JAMUZ – LEÓN)
Pieza de buey premium para 2 antes de hacerlo
La carne nos la acompañaban con su grasa, la cual nos recomendaron comer a su vez que la carne, la verdad es que no pensaba que la grasa iba a estar tan buena, por cierto para los que se fijen bien, verán que la pieza tiene bastante grasa, pero como dije anteriormente, se come, otra cosa es que tenemos en mente que siempre la quitamos. La carne te la traían muy poco hecha y nosotros que somos de carne bastante hecha creíamos que no nos iba a gustar así, pero todo lo contrario, estaba tierna, sabrosa con mucho sabor y cada trozo lo disfrutabas como si fuera el ultimo.

BODEGA EL CAPRICHO (JIMENEZ DE JAMUZ – LEÓN)
Pieza de buey para dos personas

BODEGA EL CAPRICHO (JIMENEZ DE JAMUZ – LEÓN)
Pieza despues del deshuesado y corte
Después de disfrutar de este manjar, pedimos un postre para compartir, torta de buey con helado de galleta, como no, estaba muy bueno, fue lo ideal para cerrar una buena cena.

BODEGA EL CAPRICHO (JIMENEZ DE JAMUZ – LEÓN)
Postre de torta de buey
En conclusión, un sitio recomendado al 100% si te gusta disfrutar de buena carne, también decir que el precio es caro, si vas a este tipo de chuletón te rondara los 100€ por comensal, pero una vez lo pruebes te darás cuenta que no habrás probado nada antes igual, también se puede ir a una versión más light económicamente pero de poder hacerlo, probar lo mejor, aunque solo sea una vez. Nosotros volveremos.

Agosto 2017 - VALORACIÓN SOBRE 5: 4,5

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)

COMIDA DE CALIDAD, CON MUY BUEN SABOR.                   VALORACIÓN SOBRE 5: 4

En las entrañas del “Barrio Humedo” se encuentra este restaurante que procesa en su mensaje de ser de comida tradicional leonesa, nosotros no lo conocíamos desde su cambio de nombre y si podemos decir que tiene un toque leones, con platos amplios y  con mucho sabor, con un precio acorde al sitio donde está ubicado.
Éramos cinco y nos apeteció coger un entrante para abrir boca, y continuar con un segundo y postre.
Para empezar solo pedimos un entrante, el cual se nos quedó un poco corto, aunque ya lo suponíamos, pero no quisimos coger más. Pulpo cremoso de ajo negro y pimentón, nos pareció que estaba duro y no gusto mucho en la mesa.

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Pulpo cremoso de ajo negro y pimentón
A continuación fuimos ya con los segundos, bacalao confitado con mollejas a la leonesa y pil pil de zanahoria, entraña “Black Angus” menestra de setas y castañas, meloso de buey con manzana asada y castañas y lechazo asado con su guarnición.

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Bacalao confitado con mollejas a la leonesa y pil pil de zanahoria
RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Entraña “Black Angus” menestra de setas y castañas

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Meloso de buey con manzana asada y castaña

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Lechazo asado con su guarnición
En general todo estaba muy bien cocinado, con sabores intensos y tiernos, como bien dicen en su emblema, tradicional leonesa.
Para cerrar pedimos un postre cada uno, tiramisú de castañas, cheesecake de calabaza con toffee y sus pipas caramelizadas, torrija de chocolate y helado de canela, todo muy rico, para mí el mejor el tiramisú de castañas, fresco y con un sabor diferente al tradicional.

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Tiramisú de castañas

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Cheesecake de calabaza con toffee y sus pipas caramelizadas

RESTAURANTE EL CALECHO (LEÓN)
Torrija de chocolate y helado de canela
Conclusión, buen restaurante con pocos platos pero si de calidad, con sabor y cantidad, además de una amabilidad exquisita de su personal.

Julio 2017

RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)

CONCEPTO DIFERENTE EN LEÓN, TIPO WOK.                      VALORACIÓN SOBRE 5: 4

RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)
RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)
Después de haber saboreado los exquisitos platos del Becook, no quisimos perdernos su última demostración de nueva cocina y reservamos en este restaurante.
Para mi tiene un parecido al becook, aunque creo que el becook esta por encima de este, tampoco quiero desmerecerlo, creo que el otro local reúne todo lo que se puede pedir en gastronomía, calidad, innovación y a su vez buen precio.
Brulé es para mí más bien un sitio de raciones, donde por precios muy ajustados puedes pedir varias raciones, con toques, desde wok, thai, mediterráneo, siempre queriendo sorprender, aunque algunos platos gustan más que otros.



Nosotros nos apetecía ir un poco en plan de raciones para probar dos o tres y un postre.
Pedimos Los “guevos” fritos, huevo a 62º rebozado en panko y frito, con un acompañante de salsa de pimiento, está muy bueno, pero este ya lo ponían en el Becook y triunfo.

RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)
Los “guevos” fritos
Seguimos con una croqueta casera que se te deshacía en la mano, estaba prácticamente liquida, con un sabor intenso, cada croqueta vale 1,50€, mínimo hay que coger dos.

RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)
Croqueta casera
Continuamos con la patata de feria, patata asada a la brasa con chile de carne y queso, estaba buena. Me pareció nada más que una patata asada con carne, no note ningún toque diferencial o que me pudiera sorprender su sabor, me gusto más el emplatado que luego degustarlo.

RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)
Patata de feria
Para terminar de las raciones pedimos uno que debe estar gustando mucho, el wok de pollo curry, para ser sinceros, a nosotros el que más nos llamaba la atención era el wok fideos con verduras, pero nos dijeron que no les quedaba, así que nos conformamos con el de pollo. Para mi gusto fue con el huevo a 62º el mejor plato, tenía una mezcla de muchos sabores y a cada cual más intenso, sin ninguna duda, recomiendo probarlo, además es una ración curiosa.

RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)
Wok de pollo curry
Sin tampoco estar llenos pero habiendo comido bien, quisimos probar un par de postres, que al menos en el becook era algo de lo más recomendado.
El Cheesecake y “preñao de helao” brioche, ambos estaban buenos, el cheesecake, también nos sonaba mucho a uno del otro restaurante, el preñao, estaba rico era como brioche relleno de helado de plátano y chocolate, aunque un poco difícil de comer ya que te pringabas un poco.

RESTAURANTE BRULÉ (LEÓN)
Cheesecake y “preñao de helao” brioche
En general, es un sitio diferente, con platos innovadores, con toques de wok, aunque sin perder parte de la esencia Becook, volveremos otra vez a probar otras dos o tres raciones.

Junio 2017